Partidos de fútbol: Alemania 0 – Italia 2 (Mundial de 2006 en Alemania)

Dos históricas selecciones europeas cruzaban sus caminos el 4 de julio de 2006 en el Signal Iduna Park, nada menos que en las semifinales del Mundial de 2006 en Alemania. La selección alemana y la selección italiana, ambas con tres Mundiales en sus vitrinas, buscaban su cuarto Mundial y sólo una de ellas podría alcanzar la final en este campeonato del mundo.

Alemania, dirigida por Klinsmann, contaba, entre otros, con Lehmann como portero; con Lahm, Metzelder, Mertesacker o Friedrich como defensas; con Ballack, Frings, Schneider, Borowski, Kehl, Odonkor o Schweinsteiger como medios; y con Klose, Podolski o Neuville como delanteros. Frings, sin embargo, se perdió el partido por acumulación de tarjetas y Klinsmann lo sustituyó por Kehl.

Italia, dirigida por Lippi, tenía, por su parte, a Buffon en la portería; a Zambrotta, Cannavaro, Nesta, Materazzi o Grosso en la defensa; a Gattuso, Totti, Pirlo, De Rossi, Camoranesi o Perrotta en el mediocampo; y a Toni, Gilardino, Iaquinta, Del Piero o Inzaghi en la delantera. Nesta se perdió el partido por lesión, mientras que De Rossi se perdió el partido al seguir sancionado por su agresión cometida en la seguna jornada de la fase de grupos.

El partido se caracterizó, desde el principio, por no dar un segundo de respiro al espectador habiendo ocasiones en una portería y otra, aunque Italia llegaba más veces que Alemania. Un mágico pase de Totti dejó solo a Perrotta delante de Lehmann, pero el mal control realizado por Perrotta fue decisivo para que Lehmann desbaratase la jugada. Minutos después, Grosso regateó con astucia a Friedrich y puso un centro a Toni que no mandó a la red por culpa de Metzelder.

La reacción de Alemania vino en en un robo a Pirlo en el mediocampo. Podolski y Klose comandaron un rápido contragolpe que pilló desprevenida a Italia en uno de los pocos despistes que tuvo en defensa durante el partido. El balón acabó en los pies de Schneider, quien, con todo a su favor, disparó por encima de Buffon. Italia daba una mejor imagen en el primer tiempo, pero Alemania había disfrutado de la ocasión más clara hasta el momento.

El segundo tiempo parte fue más para Alemania, destacando, sobre todo, Klose y Podolski. Primero Klose se fabricó él solito una jugada de gol, se coló entre Cannavaro y Gattuso, y pisó el área pequeña. La fortuna finalmente no le acompañó a Klose al perder el equilibrio justo cuando iba a disparar a Buffon. Podolski también tuvo su ocasión para marcar. Recibió de espaldas un pase de Schneider, se zafó de Materazzi en el área pequeña e hizo lucirse a Buffon de nuevo.

Perrotta gozó de la ocasión más clara para Italia en el segundo tiempo. Un pase en profundidad de Totti le dejó a Perrotta delante de Lehmann, pero no pudo anticiparse a los puños de Lehmann que salió con todo. Daba la sensación que el gol llegaría en cualquier momento para Alemania o para Italia, pero los noventa minutos se cumplieron y hubo que recurrir a la prórroga.

La entrada de Iaquinta y de Gilardino se notó bastante en Italia, y, en los primeros minutos de la prórroga, el propio Gilardino pudo marcar. Se marcó una jugada individual y su disparo se marchó al palo con Lehmann ya batido. También hay que destacar, poco después, la ocasión de Zambrotta, cuyo disparo dio en toda la cruceta. Cerca del final del primer tiempo de la prórroga, Alemania quiso dar la réplica con un centro de Odonkor que Podolski cabeceó fuera.

Buffon volvió a ser protagonista al poco de comenzar el segundo tiempo de la prórroga con una parada de enorme mérito ante un fuerte disparo de Podolski, mientras que Lehmann tuvo que aplicarse para despejar un disparo lejano de Pirlo. Del Piero, la úlltima bala de Lippi como posible revulsivo en la prórroga, ejecutó un saque de esquina, el balón cayó a Pirlo quien asistió con clase a Grosso para que colocase el balón lejos del alcance de Lehmann.

Alemania se veía eliminada con el gol de Grosso y se lanzó a por el empate con más corazón que cabeza. Cannavaro cortó entonces un balón, se lo dio a Pirlo y éste último metió un pase largo a Gilardino. Metzelder trató de parar a Gilardino, y si bien evitó su disparo, no contó con la llegada por detrás de Del Piero. El golpeo de Del Piero con el interior fue perfecto y el balón se coló por la escuadra. Italia cerró a lo grande el partido y a Alemania no le quedó otra que asumir su derrota.

Este partido, por último, nos trajo a la memoria el denominado “Partido del Siglo”, celebrado en el Mundial de 1970 en México entre estas mismas selecciones europeas. Alemania e Italia también empataron en el tiempo reglamentario (1-1 en aquella ocasión) y se reservaron la emoción de los goles para la prórroga (hasta cinco goles se marcaron, con victoria italiana por 4-3).

A continuación, puedes ver un resumen de este partido de fútbol publicado en Youtube:

Alemania 0 – Italia 2 (Mundial de 2006 en Alemania)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s