Final de la Champions League 2011-2012

Saltó la sorpresa en la final de la Champions League. El Bayern de Múnich vio cómo el Chelsea le aguaba su fiesta en el Allianz Arena de proclamarse campeón de Europa. El equipo inglés, limitado por las ausencias de Terry, Ivanovic, Meireles o Ramires, se encerró atrás y se limitó a esperar su oportunidad durante el partido. El equipo alemán, crecido al jugar en casa, desaprovechó numerosas ocasiones por medio Robben, Thomas Müller y, sobre todo, Mario Gómez.

El Bayern de Múnich salió con Neuer en la portería; con Lahm, Tymoshchuk, Boateng y Contento en la defensa; con Schweinsteger, Kroos y Thomas Müller en el mediocampo; y con Ribery, Mario Gómez y Robben en la delantera. Por su parte, el Chelsea salió con Cech como portero; con Bosingwa, Cahill, David Luiz y Ashley Cole como defensas; con Kalou, Obi Mikel, Lampard, Mata y Bertrand como medios; y con Drogba como delantero.

El gol del Bayern de Múnich no llegó hasta pasado el minuto ochenta, cuando un centro desde la izquierda de Kroos lo cabeceó picado Thomas Müller. El balón entró por el palo de Cech, que pudo hacer algo más por salvar el gol. Cinco minutos después, Drogba cabeceó a la perfección un saque de esquina desde la izquierda  y puso las tablas cuando muchos aficionados del Bayern  de Múnich aún seguían celebrando eufóricos el gol de su equipo.

La prórroga no tuvo un guión demasiado distinto a lo anteriormente acontecido, con el Bayern de Múnich luchando por evitar los lanzamientos de penalti y con el Chelsea deseando todo lo contrario. El equipo alemán dispuso de la ocasión más clara de todo el partido, gracias a un penalti cometido por Drogba sobre Ribery. Robben se encargó del lanzamiento de penalti, pero Cech le atajó su disparo. La tanda de penaltis fue, por tanto, el trágico desenlace para esta final.

Por el Bayern de Múnich marcaron Lahm, Mario Gómez y Neuer, fallando Olic y Schweinsteiger sus lanzamientos. Por el Chelsea marcaron David Luiz, Ashley Cole, Lampard y Drogba, fallando Mata su lanzamiento. Así pues, destino cruel para Schweinsteiger, que había sido el héroe en la tanda de penaltis de las semifinales, pero que falló su lanzamiento en la final. Cech le adivinó la intención y el disparo de Schweinsteiger terminó dando en el palo. Drogba asumió la responsabilidad y marcó el penalti que le dio la victoria al Chelsea.

Se trata de la primera Champions League en la historia del Chelsea, el sueño de Abramovich desde que llegó a este equipo inglés. Y es que el fútbol, en ocasiones, es justo y brinda así una inmensa alegría a unos futbolistas que bien se merecían una Champions League, tales como el portero Cech, el defensa Terry, el medio Lampard o el delantero Drogba. Habían jugado juntos una final de la Champions League durante la temporada 2007-2008, perdiéndola ante el Manchester United en la tanda de penaltis, y también habían llegado tres veces a las semifinales de esta competición europea (2004-2005, 2006-2007 y 2008-2009).

A continuación, puedes ver un resumen de este partido de fútbol publicado en Youtube:

Bayern de Múnich 1 – Chelsea 1 (Champions League, 2011-2012)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s