Pep Guardiola no renueva esta temporada como entrenador del Barcelona

Se confirmaron los peores presagios en el entorno del Barcelona. Después de varios meses sin pronunciarse ante los medios sobre su posible renovación, Guardiola comunicó el pasado viernes su decisión de poner fin a su etapa como entrenador del Barcelona y su deseo de alejarse temporalmente del panorama futbolístico.

La eliminación del Barcelona en las semifinales de la Champions League, junto a la derrota en el último Clásico en la Liga BBVA, han dejado al equipo azulgrana con la Copa del Rey como única opción de levantar un nuevo título. Si bien puede calificarse como negativa esta temporada para el Barcelona, pocos se atreverán a criticar la labor desarrollada por Guardiola.

Guardiola ha dirigido cuatro temporadas al Barcelona, donde los títulos y el buen fútbol fueron siempre de la mano. Un total de trece títulos llegaron, gracias a Guardiola, a las vitrinas del Barcelona (dos Champions League, dos Supercopas de Europa, dos Mundialitos de Clubes, tres Ligas BBVA, una Copa del Rey y tres Supercopas de España).

Llegó al Barcelona en el verano del 2008, sustituyendo en el banquillo a Rijkaard. Se le acusó entonces de ser demasiado joven y de no tener la experiencia requerida para dirigir al Barcelona. Guardiola, con 37 años, había dirigido una temporada al filial del Barcelona en la Tercera División española, eso sí, siendo líder en la clasificación y celebrando después el ascenso.

El Barcelona acumulaba dos temporadas sin ganar título alguno, por lo que Guardiola vio necesaria una revolución en la plantilla. A Guardiola no le tembló el pulso al prescindir de estrellas del Barcelona como Ronaldinho, Deco o Eto’o, aunque, finalmente, con éste último cambiaría de opinión unas semanas después.

Su primera temporada con el Barcelona será recordada, sobre todo, por el “Triplete” (Liga BBVA, Copa del Rey y Champions League en una misma temporada). Nunca un entrenador había logrado semejante gesta con un equipo español en toda la historia del fútbol, y eso que, como ya dijimos, se trataba de su primera temporada con el Barcelona.

Definitivamente, Guardiola dejó de contar con Eto’o en su segunda temporada con el Barcelona y aterrizó entonces Ibrahimovic, en un peculiar intercambio de delanteros que llevaron a cabo el Barcelona y el Inter de Milán. Eto’o marcó 36 goles en sus últimos 52 partidos con el Barcelona, pero no fueron suficientes para Guardiola, quien justificó la marcha de Eto’o por una falta de sintonía con el propio jugador.

Ganó esta segunda temporada la Supercopa de España, la Supercopa de Europa, el Mundialito de Clubes y la Liga BBVA. El Barcelona logró la mejor puntuación de un equipo en el campeonato español (99 puntos) y también compartió esa temporada con el Real Madrid el récord de victorias (31) en la Liga BBVA. Sin embargo, el equipo azulgrana fue eliminado en los octavos de final de la Copa del Rey y en las semifinales de la Champions League.

Ibrahimovic no terminó de funcionar en el Barcelona como delantero, lo que permitió a Guardiola situar a Messi como referencia en el ataque. De hecho, Messi fue esa temporada, con 47 goles en 53 partidos, el Pichichi y la Bota de Oro. Meses más tarde, se conoció la mala relación entre Guardiola e Ibrahimovic, por lo que el Barcelona vendió a Ibrahimovic al Milan.

La tercera temporada de Guardiola con el Barcelona ganó la Supercopa de España, la Liga BBVA y la Champions League. Podemos destacar en esta temporada, por ejemplo, que el Barcelona sumó dieciséis victorias consecutivas en la Liga BBVA o que permaneció hasta veintinueve partidos oficiales sin sufrir una derrota.

El Barcelona perdió la final de la Copa del Rey contra el Real Madrid, en la que ha sido la única final que se le ha escapado a Guardiola. No tardó en vengarse del equipo blanco eliminándole en las semifinales de la Champions League. Como curiosidad, Guardiola ganó su segunda Champions League también contra el Manchester United, convirtiéndose, con 40 años, en el entrenador más joven en ganar dos veces la Champions League.

Guardiola, de momento, ha ganado en su cuarta y última temporada con el Barcelona la Supercopa de España, la Supercopa de Europa y el Mundialito de Clubes. Superó, de esta manera, a Cruyff como el entrenador que ha ganado más títulos con el Barcelona, teniendo todavía pendiente por jugarse la final de la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao.

Es inevitable mencionar, por último, el duelo especial que ha mantenido Guardiola con Mourinho, primero cuando Mourinho dirigía al Inter de Milán y después al Real Madrid. El saldo ha sido muy favorable para Guardiola en las quince veces que se enfrentaron entre ellos. El Barcelona, por una parte, ganó dos veces al Inter de Milán, empató una vez y perdió en otra. Y, por otra parte, el Barcelona ganó cinco veces al Real Madrid, empató cuatro veces y perdió dos veces.

Anunciada su decisión de no renovar con el Barcelona, no tardaron en salir inmediatamente rumores sobre sucesores de Guardiola en el banquillo.  Bielsa, Löw, Blanc, Villas-Boas, Valverde o Luis Enrique sonaron en los medios, pero nadie contaba con que el sucesor de Guardiola pudiese encontrarse ya en el Barcelona, y, para más pistas, a su lado. Vilanova, ayudante de Guardiola durante estas últimas cuatro temporadas, será el nuevo entrenador del equipo azulgrana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s