El Athletic de Bilbao no deja de sorprendernos esta temporada gracias a Marcelo Bielsa

Urrutia, presidente del Athletic de Bilbao, decidió el pasado verano no renovar en el banquillo a Caparrós, quien terminaba contrato con el equipo bilbaíno. Caparrós era el candidato de Macua, rival de Urrutia en las elecciones, de ahí que la derrota de Macua conllevase la salida de Caparrós. La decisión de Urrutia tenía sus riesgos, ya que se prescindía de un entrenador que había dirigido cuatro temporadas al Athletic de Bilbao y que era muy querido por la afición bilbaína.

Caparrós venía de lograr un sexto puesto en la Liga BBVA con el Athletic de Bilbao durante la temporada 2010-2011, el mejor puesto del equipo bilbaíno en las últimas temporadas. Sin olvidar tampoco la final de la Copa del Rey a la que Caparrós llegó con el Athletic de Bilbao durante la temporada 2008-2009, perdiéndola ante el Barcelona. El sustituto de Caparrós, en definitiva, no lo iba a tener nada fácil.

El candidato de Urrutia para ocupar el banquillo del Athletic de Bilbao no fue otro que Bielsa, quien venía de dirigir a la selección chilena durante los últimos cuatro años. Bielsa volvía a España tras su paso fugaz por el Espanyol durante la temporada 1998-1999 y la verdad que está cuajando una magnífica temporada con el Athletic de Bilbao, ofreciendo el equipo bilbaíno una buena imagen en las tres competiciones que disputa hasta ahora.

El Athletic de Bilbao ocupa el quinto puesto de la Liga BBVA, con un punto menos que el Levante, sorprendente cuarto clasificado en el campeonato español. El equipo bilbaíno ha sumado en la Liga BBVA once de los últimos dieciocho puntos (obteniendo tres victorias, cediendo dos empates y perdiendo uno de ellos), los cuales le hacen soñar con clasificarse para la Champions League de la temporada que viene.

Hay que apuntar que no siempre le ha sonreído así el panorama al Athletic de Bilbao en la Liga BBVA, ya que el equipo bilbaíno llegó a ocupar en la jornada 6 el decimonoveno puesto, es decir, fue el penúltimo clasificado en el campeonato español. A partir de la jornada 10, el Athletic de Bilbao reaccionó y se situó ya entre los diez primeros equipos de la Liga BBVA, alcanzando los puestos europeos hace unas pocas jornadas.

El Athletic de Bilbao, además, eliminó en la Copa del Rey al Oviedo en los dieciseisavos de final, al Albacete en los octavos de final, al Mallorca en los cuartos de final y Mirandés en las semifinales. El equipo bilbaíno se clasificó, por tanto, para la final de la Copa del Rey que se celebrará el próximo 25 de mayo en el Vicente Calderón y donde le espera nada menos que el Barcelona, su enemigo histórico en esta competición española.

Se enfrentarán en dicha final de la Copa del Rey los dos equipos que han ganado más títulos (veinticinco por parte del Barcelona y veintitrés por parte del Athletic de Bilbao). Para mayor curiosidad, el Athletic de Bilbao y el Barcelona se han visto las caras en siete finales de la Copa del Rey, ganando cuatro de ellas el Barcelona (1919-1920, 1941-1942, 1952-1953 y 2008-2009) y las tres restantes el Athletic de Bilbao (1913-1914, 1931-1932 y 1983-1984).

Por último, el Athletic de Bilbao fue primero en el Grupo F de la Europa League, por delante del Red Bull Salzburgo, y eliminó al Lokomotiv de Moscú en los dieciseisavos de final. El Manchester United, finalista de la última Champions League, sería el siguiente obstáculo del Athletic de Bilbao en los octavos de final. El teórico papel de favorito en esta eliminatoria lo tenía el Manchester United, pero el fútbol realmente nunca entiende de favoritos y los partidos se ganan en el campo.

Así pues, en el partido de ida celebrado en Old Trafford, el Athletic de Bilbao ganó 2-3, dando un paso de gigante a los cuartos de final de  la Europa League y asombrando a propios y extraños con esta victoria épica. El Athletic de Bilbao fue una vez subcampeón de esta competición europea (durante la temporada 1976-177, perdiendo la final ante la Juventus de Turín), y esta temporada está dispuesto el equipo bilbaíno a igualar con Bielsa este registro o, quien sabe, si a superarlo.

El mayor mérito de Bielsa, sin duda, es haber instaurado poco a poco en el Athletic de Bilbao un estilo de juego acorde con los jugadores que tiene en la plantilla. Dominar la posesión del balón durante el partido y presionar muy arriba al rival para que pierda el balón son las dos bases primordiales del estilo de Bielsa que, si bien es un estilo muy sacrificado, está dando por fin sus frutos al equipo bilbaíno en forma de resultados.

Y es que todo aficionado del Athletic de Bilbao recita con orgullo estos meses la alineación de su equipo formada por Iraizoz en la portería; por Aurtenetxe, Amorebieta, Javi Martínez e Iraola en la defensa; por De Marcos, Ander Herrera, Iturraspe y Susaeta en el mediocampo; y por Muniain y Fernando Llorente. En definitiva, una alineación que va camino de entrar en la historia del Athletic de Bilbao, si es que no lo ha hecho ya gracias a Bielsa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s