El Barcelona remonta el vuelo en el Clásico del 10 de diciembre de 2011

El Barcelona, con un partido más, remonta el vuelo en la Liga BBVA. La victoria por 1-3 en el Santiago Bernabéu sitúa al Barcelona en lo más alto del campeonato español, gracias a su mejor diferencia de goles respecto al Real Madrid. La próxima semana acudirá rumbo a Japón a por el Mundialito de Clubes, pudiendo levantar así el Barcelona su quinto título del 2011 y su tercer título durante la temporada 2011-2012.

Guardiola no sabe lo que es perder contra el Real Madrid en la Liga BBVA, con seis victorias y un empate en los siete enfrentamientos ligueros en los que ha dirigido al Barcelona. Ni siquiera Mourinho ha sido capaz de ganarle a Guardiola en el campeonato español, arañándole, como mucho, un empate en el Santiago Bernabéu durante la temporada 2010-2011.

El Real Madrid, por su parte, pierde el liderato que defendía esta temporada desde la jornada 11 y rompe, además, una magnífica racha de quince victorias consecutivas. Eso sí, el Real Madrid, con un partido menos, recuperará el liderato si gana o empata la próxima jornada contra el Sevilla en el Ramón Sánchez Pizjuán.

El partido tuvo un fantástico inicio para el Real Madrid, presionando arriba al Barcelona y adelantándose en el primer tiempo a los veinticuatro segundos. Benzema marcó a bocajarro al aprovecharse de un error de Valdés, quien cedió el balón a Di María y éste fabricó el gol posterior de Benzema. Acto seguido, Ramos fue quien se resbaló y su error casi permite a Messi batir a Casillas con un disparo cruzado. El tempranero gol del Real Madrid despertó al Barcelona, adueñándose, poco a poco, del balón como acostumbra a hacer en los partidos.

Con el marcador a favor, el Real Madrid retrasó sus líneas defensivas y pareció conformarse con esta momentánea victoria por la mínima, a la espera de marcar más goles en algún contragolpe aislado de Di María o de Cristiano. El propio Cristiano pudo marcar hasta en dos ocasiones, primero con un disparo desde fuera del área que repelió Valdés y después con un disparo frontal que salió bastante desviado.

A la media hora de partido, el Barcelona, con Iniesta y Messi cada vez más cómodos, empató con un gol de Aléxis Sánchez. La jugada del gol vino precedida por una pérdida de Lass en el mediocampo, de la que Messi sacó tajada zafándose por velocidad de Ozil, Xabi Aloso, Lass y Ramos y posteriormente asistiendo a Aléxis Sánchez con un pase a la espalda de Pepe. Con el empate a uno se llegó al descanso.

El segundo tiempo se inauguró con dos faltas lanzadas por Cristiano, pero sin peligro para Valdés, ya que la primera de ellas se estrelló contra la barrera y la segunda fue atajada por un ya más seguro Valdés. Antes de llegar a los diez minutos del segundo tiempo, Iniesta quiso meter un pase en profundidad sobre Cesc Fábregas, Coentrao taponó el pase y el balón rechazado llegó entonces a Xavi, quien conectó un disparo lejano.

El balón rebotó en el cuerpo de Marcelo y cambió su trayectoria inicial, despistando por completo a Casillas. Finalmente, el balón entró en la portería con suspense, siendo el 1-2 para el Barcelona. La suerte sonreía al Barcelona con este gol de Xavi que dejaba tocado al Real Madrid para la más de media hora que quedaba de partido.

Mourinho sacó al campo a Kaká y a Khedira, y el Real Madrid fue a por el partido con más corazón que cabeza. Cristiano volvió a gozar de otra ocasión, cabeceando una falta lanzada por Xabi Alonso, pero, definitivamente, no era su noche. Y del posible empate a dos en el partido se pasó, a continuación, a la sentencia con el 1-3 marcado por Cesc Fábregas, quien cabeceó a placer un centro de Dani Alves desde la banda derecha.

Higuaín fue la última bala de Mourinho en la recámara, pero su entrada, precisamente, coincidió con la salida de Di María, el mejor jugador del Real Madrid en el partido. Guardiola, por su parte, sacó a Keita para que el Real Madrid crease menos ocasiones. Viendo Guardiola que el Real Madrid estaba roto, no tardó en sacar más tarde a Villa y a Pedro para ampliar la ventaja.

Aunque el Real Madrid estuvo cerca de maquillar el marcador con un disparo de Kaká que despejó Valdés con apuros, también es cierto que tanto Iniesta como Villa, si hubiesen estado más acertados, hubiesen podido firmar tranquilamente una goleada a favor del Barcelona en el Santiago Bernabéu.

Por último, si tenemos en cuenta los Clásicos de las últimas temporadas, celebrados tanto en Liga BBVA como en Champions League, Copa del Rey y Supercopa de España, vemos cómo Cristiano, de momento, ha sido menos decisivo con sus goles al compararlo con Messi. Cristiano ha marcado tres goles al Barcelona en ocho partidos, mientras que Messi, por su parte, ha marcado trece goles al Real Madrid en dieciséis partidos.

Cristiano, especialmente, estuvo fallón e impreciso en este último Clásico, recibiendo, incluso, silbidos por parte de los aficionados del Real Madrid. En el punto de mira siempre, Cristiano ha sido criticado por no marcar en las grandes citas y por ampliar su cuenta goleadora tan sólo ante rivales pequeños. Así pues, Cristiano, de nuevo, se quedó con las ganas de callar la boca a sus mayores detractores por la Bota de Oro de 2011.

A continuación, puedes ver un resumen de este partido de fútbol publicado en Youtube:

Real Madrid 1 – Barcelona 3 (Liga BBVA, 2011-2012)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s