Partidos de fútbol: Yugoslavia 3 – España 4 (Eurocopa del 2000 en Bélgica y Holanda)

El Jan Breydel fue el escenario donde Yugoslavia y España se midieron el miércoles 21 de junio del 2000. Se trataba del tercer partido en la fase de grupos de la Eurocopa del 2000, celebrada en Bélgica y Holanda, y estaba en juego nada menos que el pase a los cuartos de final. Yugoslavia era el líder del Grupo C, después de empatar ante Eslovenia y de ganar a Noruega. A la selección yugoslava le valía, por tanto, un empate en este tercer partido.

España, en cambio, era la tercera clasificada en el Grupo C, después de perder ante Noruega y de ganar a Eslovenia. La selección española tenía muy difícil su presencia en los cuartos de final, ya que no dependía de sí misma. España, además de ganar su tercer partido, debía confiar en que Noruega no ganase a Eslovenia, ya que la selección noruega contaba con la importante ventaja de tener a su favor el enfrentamiento directo contra la selección española.

Yugoslavia, dirigida por Boskov, tenía, entre otros, a Kralj como portero; a Mihajlovic, Djukic, Djorovic o Komljenovic como defensas; a Stojkovic, Drulovic, Jugovic, Jokanovic o Govedarica como medios; y Mijatovic, Milosevic, Kezman o Kovacevic como delanteros. Kezman, por cierto, no jugó este partido por sanción, al ser expulsado con roja directa ante Noruega.

España, por su parte, estaba dirigida por Camacho y tenía, entre otros, a Cañizares en la portería; a Sergi, Salgado, Abelardo, Helguera o Hierro en la defensa; a Guardiola, Mendieta, Etxeberría o Valerón en el mediocampo; y a Raúl, Alfonso, Munitis o Urzaiz en la delantera. Hierro, como curiosidad, no jugó este partido por lesión, al sufrir unas molestias en los abductores.

Como hemos dicho, España necesitaba imperiosamente la victoria para mantener viva la esperanza de superar la fase de grupos y salió al ataque sin pensárselo dos veces. La selección española llegó con facilidad los primero minutos sobre la portería de Kralj, siendo Helguera, Mendieta y Alfonso quienes gozaron de las mejores ocasiones de gol.

Yugoslavia hasta entonces no había creado demasiado peligro sobre la portería de Cañizares, salvo un saque de esquina de Mihajlovic y un disparo de Mijatovic. A la media hora, la selección yugoslava, sin embargo, no perdonó y se adelantó en el partido, gracias a Milosevic, quien cabeceó un centro medido de Drulovic desde la banda izquierda.

España logró reaccionar antes del descanso y Alfonso marcó el gol del empate, después de que Raúl se zafase con fortuna de dos rivales y el balón llegase a los pies de Alfonso. La selección española se pudo ir con un mejor resultado al descanso, sobre todo, por una doble ocasión que tuvieron Raúl y Mendieta, y por un centro de Mendieta al que no llegó Raúl por poco.

Apenas transcurridos seis minutos desde la reanudación, Govedarica recibió un pase de Drulovic y se sacó un fuerte disparo con el que batió a Cañizares. Un minuto después, en la jugada posterior al saque de centro por parte de la selección española, Munitis volvió a empatar para España con un disparo ajustado al palo derecho de Kralj.

Jokanovic vio la segunda amarilla por una una falta por detrás sobre Munitis y dejó con diez a Yugoslavia durante casi media hora de partido. Esta expulsión, al principio, pareció notarla poco la selección yugoslava, ya que, por tercera vez, se puso por delante en el marcador. Una falta lanzada por Drulovic desencadenó un barullo en el área, asistiendo Govedarica a Kolmjenovic para que éste último rematase el balón a la red.

A falta de quince minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, España perdía 3-2 y estaba matemáticamente eliminada. La selección española entonces se volcó por completo sobre la portería de Kralj y la selección yugoslava comenzó a acusar su inferioridad numérica. El partido agonizaba y los goles no se produjeron hasta el tiempo descuento.

Primero Mendieta puso de nuevo las tablas, marcando de penalti una falta cometida sobre Abelardo dentro del área. Sin tiempo para celebrar el empate, Guardiola envió un balón al área, Urzáiz cedió de cabeza el balón a Alfonso, quien marcó el gol de la victoria. Cuando todo parecía perdido, España resurgió de sus cenizas y obtuvo heróicamente su plaza en los cuartos de final.

España terminó como líder del Grupo C y Yugoslavia fue la segunda clasificada, ya que Noruega finalmente empató con Eslovenia. El fútbol, de esta manera, sonrió a ambas selecciones europeas que habían disputado un fantástico partido. Unos días más tarde, la selección yugoslava y la selección española compartieron un trágico desenlace en los cuartos de final.

Primero Yugoslavia cayó ante Holada estrepitósamente y fue víctima de una de las mayores goleadas en la historia de las Eurocopas de fútbol. España, por su parte, perdió ante Francia, en un partido recordado, sobre todo, por el lanzamiento de penalti que falló Raúl y que hubiera supuesto, al menos, la prórroga.

A continuación, puedes ver un resumen de este partido de fútbol publicado en Youtube:

Yugoslavia 3 – España 4 (Eurocopa del 2000 en Bélgica y Holanda)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s