El Real Madrid logra un empate insuficiente ante el Barcelona en el Clásico del 16 de abril de 2011

El Real Madrid y el Barcelona empataron 1-1 en el Santiago Bernabéu el pasado sábado 16 de abril, por lo que el equipo blanco se despide prácticamente de sus últimas opciones de ganar el campeonato español. A falta de sólo seis jornadas, el Barcelona sigue dominando con autoridad la Liga BBVA y mantiene una ventaja de ocho puntos respecto al Real Madrid, incluyendo ahora el enfrentamiento directo.

El partido empezó con novedades en los onces titulares por parte del Real Madrid y por parte del Barcelona. El equipo blanco salió con Pepe en el mediocampo, siendo Ozil el jugador sacrificado por Mourinho. Por su parte, el equipo azulgrana recuperó a Puyol en la defensa, y Guardiola así pudo colocar a Busquets, de nuevo, en el mediocampo.

En el primer tiempo, el Real Madrid le cedió por completo el balón al Barcelona. Los jugadores blancos se dedicaron a presionar arriba y a no permitir jugar a su rival. La primera ocasión de peligro por parte de los jugadores azulgranas no llegó hasta los veinte minutos, cuando Messi, aprovechando un pase de Iniesta, no pudo superar por alto a Casillas.

La primera polémica del partido llegó a la media hora. Casillas y Villa pugnaron por un balón en el área del Real Madrid, y el delantero español cayó en el área del Real Madrid. El árbitro consideró que Casillas no derribó a Villa y no pitó penalti. Esta jugada fue muy similar a la jugada ocurrida en el último Clásico entre Cristiano y Valdés, y en la cual el árbitro de aquel partido tampoco pitó penalti.

Pese a durar muy poco el balón en posesión del Real Madrid, los jugadores blancos también crearon varias ocasiones de peligro, ya fuese al contragolpe con Di María o a balón parado con Benzema y Cristiano. El delantero portugués fue quien estuvo más cerca de marcar gol, al rematar de cabeza un balón que Adriano salvó bajo palos.

Antes del descanso, el Barcelona dispuso de una nueva ocasión de peligro, cuando Messi, con tres jugadores blancos encima, sacó un disparo que logró despejar Casillas. Se cumplían , de esta manera, los primeros 45 minutos de partido con el empate a cero. El segundo tiempo empezó con un disparo al palo de Cristiano, después de un lanzamiento de falta sobre la portería de Valdés. El Real Madrid disfrutaba de una clara ocasión nada más reanudarse el partido y parecía que el gol llegaría para el equipo blanco.

No obstante, en la siguiente jugada, Busquets envió un pase largo a Villa, quien fue agarrado de manera reiterada por Albiol en el área del Real Madrid. Penalti a favor del Barcelona y expulsión con roja directa para Albiol, quien no podrá jugar con el Real Madrid en la final de la Copa del Rey del próximo miércoles.

Messi marcó de penalti el primer gol del Barcelona, con un lanzamiento elevado al centro de la portería de Casillas. El delantero argentino rompió con este gol su sequía goleadora en anteriores enfrentamientos contra los equipos dirigidos por Mourinho como el Oporto, el Chelsea o el Inter de Milán. Se dio paso así a los minutos en los que el Barcelona jugó con una mayor comodidad en el partido, pudiendo ampliar la ventaja en el marcador con un disparo de Xavi que tocó el larguero antes de salir fuera el balón.

Con un jugador menos y un resultado en contra, Mourinho apostó por dar la entrada al campo a Ozil, resultado decisiva la participación del medio alemán para el Real Madrid en el partido. A falta de diez minutos, Ozil dio un pase en profundidad a Cristiano, quien, a su vez, le cedió de tacón el balón a Marcelo. El defensa brasileño avanzó con el balón y cayó en el área del Barcelona. El árbitro consideró que Dani Alves derribó a Marcelo antes de tocar el balón y, aunque pitó penalti, no le mostró la segunda amarilla a Alves que le hubiese supuesto la expulsión.

Este penalti pitado a favor del Real Madrid, junto a la no expulsión de Dani Alves, dieron lugar a la segunda jugada polémica del partido. Cristiano marcó el lanzamiento de penalti, engañando a Valdés con su disparo. El delantero portugués rompió con este gol su sequía goleadora ante el Barcelona, después de seis partidos sin marcar al equipo azulgrana, ya fuese en su etapa con el Manchester United o en su etapa con el Real Madrid.

Cristiano y Messi siguen con su particular duelo goleador en la Liga BBVA y empatan en el “Pichichi”, con 29 goles cada uno. Por último, el propio Messi lanzó ya en el tiempo de descuento un pelotazo al público del Santiago Bernabéu al no controlar un balón en la banda. El delantero argentino se libró de la tarjeta amarilla, puesto que dicha acción estuvo completamente fuera de lugar.

El Real Madrid, con diez jugadores durante más de cuarenta minutos, evitó la victoria del Barcelona y dio una mejor imagen que en el último Clásico jugado en el Camp Nou. El equipo blanco se olvida con este empate de la Liga BBVA y buscará salvar esta temporada ganando la final de la Copa del Rey o superando las semifinales de la Champions League, eso sí, con el permiso en ambos casos del equipo azulgrana.

Por su parte, el Barcelona cumple su tercera temporada sin perder contra el Real Madrid en el campeonato español, acumulando cinco victorias a favor y un  empate. El equipo azulgrana, además, acaricia con este empate el título de la Liga BBVA y puede cantar el alirón en las próximas jornadas del campeonato español.

A continuación, puedes ver un resumen de este partido de fútbol publicado en Youtube:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s