Cracks del fútbol: Diego Armando Maradona

Diego Armando Maradona nació el 30 de octubre de 1960 en Lanús (Argentina). Entre los diferentes apodos que recibió Maradona durante su carrera aparecen, entre otros, “El Pelusa” , “El Diez”, “El Pibe de Oro”, “Barrilete Cósmico” o “D10S”. Jugó en Argentina con el Argentinos Juniors, el Boca Juniors y el Newell’s Old Boys; en España con el Barcelona y el Sevilla, y en Italia con el Nápoles.

Es considerado uno de los mejores jugadores en toda la historia del fútbol. Su posición era la mediapunta, desde donde creaba las ocasiones de peligro para su equipo. Maradona daba el pase de gol a su compañero mejor desmarcado o era el propio Maradona quien se encargaba de finalizar individualmente la jugada.

Debutó con el Argentinos Juniors el 20 de octubre de 1976, sin cumplir aún los dieciséis años de edad. La mayor gesta de Maradona con este equipo argentino fue en 1980 con el segundo puesto obtenido en el Torneo Metropolitano. Maradona, además, fue tres veces el máximo goleador del Torneo Metropolitano argentino (1978, 1979 y 1980) y también fue dos veces el máximo goleador del Campeonato Nacional argentino (1979 y 1980).

Marcó 116 goles en 166 partidos durante las cinco temporadas que jugó en el Argentinos Juniors, siendo el máximo goleador en la historia de este equipo argentino. Como homenaje a Maradona, el estadio del Argentinos Juniors lleva su nombre desde el 26 de diciembre de 2003. Maradona se marchó en 1981 al Boca Juniors, ganando el Torneo Metropolitano durante su primera etapa en este equipo argentino, la cual duró solamente una temporada y en la que marcó veintiocho goles en cuarenta partidos.

En 1982 comenzó la aventura europea de Maradona jugando primero en España, en las filas del Barcelona. Maradona, sin embargo, no ganó la Liga Española durante sus dos temporadas con el Barcelona y se tuvo que conformar con títulos menores. Maradona padeció hepatitis durante la temporada 1982-1983 y se perdió tres meses de competición. El mediapunta argentino, al menos, ganó esa temporada la Copa del Rey y la desaparecida Copa de la Liga.

Maradona sufrió durante la temporada 1983-1984 una fractura del maléolo externo y del ligamento en su pierna izquierda. Esta lesión de Maradona se produjo por una dura entrada de Goikoetxea, defensa del Athletic de Bilbao, durante un partido de la Liga Española. El mediapunta argentino no pudo jugar durante otros tres meses.

En su ausencia, el Barcelona ganó la Supercopa de España y logró recuperar a Maradona para las últimas rondas de la Copa del Rey. El Barcelona se clasificó para la final de esta competición española, donde llegó también el Athletic de Bilbao (con Goikoetxea en la defensa). El Barcelona perdió esa final y Maradona, además, se vio envuelto en una batalla campal entre ambos equipos al final del partido.

Maradona fue sancionado por la Federación Española y no pudo jugar durante tres meses. Esta sanción fue el principal motivo por el que Nuñez, presidente del Barcelona, le vendió en 1984. Maradona, por lo tanto, abandonó el Barcelona, después de marcar 38 goles en sus 58 partidos con este equipo español.

El siguiente destino de Maradona fue Italia, jugando durante siete temporadas en el Nápoles. Pese a que Maradona no ganó ningún título en sus dos primeras temporadas con el Nápoles, fue, más tarde, fundamental para que su equipo ganase la Liga Italiana y la Copa de Italia durante la temporada 1986-1987, la Copa de la UEFA durante la temporada 1988-1989 y la Supercopa de Italia durante la temporada 1990-1991.

Maradona fue una vez el máximo goleador de la Liga Italiana (1986-1987) y también fue una vez el máximo goleador de la Copa de Italia (1987-1988). Marcó 115 goles en 259 partidos con el Nápoles, siendo el máximo goleador en la historia de este equipo italiano. Además, el mediapunta argentino ocupa la undécima posición como jugador con más partidos disputados con el Nápoles (empatado con Luciano Castellini). Como curiosidad, el número 10 en la camiseta del Nápoles no lo utiliza ningún jugador desde el 24 de agosto de 2000.

En marzo de 1991, Maradona dio positivo por cocaína en un control antidopaje realizado después de jugar un partido de la Liga Italiana. La Federación Italiana le impuso a Maradona una sanción que le alejó del fútbol hasta julio de 1992. Superada la fecha de suspensión, Maradona no quiso jugar más con el Nápoles, ya que buscaba un equipo con menores exigencias deportivas que este equipo italiano. Así pues, Maradona fichó en 1992 por el Sevilla.

El Sevilla era dirigido por Bilardo, viejo conocido de Maradona, ya que habían coincidido en la selección argentina desde 1983 hasta 1990. El propio Bilardo insistió mucho en cerrar su fichaje. Aún así, la relación entre Maradona y Bilardo fue empeorando a lo largo de la temporada 1992-1993, y Maradona aguantó solamente esa temporada en el Sevilla. Marcó ocho goles en veintinueve partidos con este equipo español.

Maradona regresó en 1993 a la Liga Argentina, formando parte de la plantilla del Newell’s Old Boys. Su intención era prepararse para asistir al Mundial de 1994 celebrado en Estados Unidos. Sin embargo, tan sólo jugó cinco partidos en el Apertura de 1993 y no marcó ningún gol. Una nueva lesión y el cambio de entrenador en el Newell’s Od Boys provocaron que Maradona dejase este equipo argentino a comienzos de 1994.

En 1995, Maradona fichó por el Boca Juniors. La segunda etapa en este equipo argentino fueron sus tres últimas temporadas en activo. No añadió ningún título más a su palmarés y marcó siete goles en 31 partidos con el Boca Juniors. Si bien Maradona jugó en el Apertura de 1995 y en el Clausura de 1996, no disputó ningún partido del Apertura de 1996. Su participación fue ya mínima en el Clausura de 1997 y en el Apertura de 1997.

Volvió a dar positivo en un control antidopaje al comienzo del Apertura de 1997, al detectarle benzoitilecgonina y metilecgonina, es decir, unos metabolitos de la cocaína. La Federación Argentina quiso imponer a Maradona una suspensión de dos años por ser reincidente en el dopaje. Dicha suspensión no se llevó a cabo, ya que el mediapunta argentino jugó el 25 de octubre de 1997 su último partido con Boca Juniors ante River Plate en La Bombonera. El 30 de octubre de 1997, con 37 años, Maradona anunció su retirada.

Con la selección argentina, Maradona debutó en febrero de 1977, con 16 años. Sin embargo, no fue convocado para el Mundial de 1978 en Argentina, el cual ganó la selección argentina. Maradona superó esta decepción al ganar el Mundial sub-20 de Japón en 1979 y su presencia en la selección argentina fue ya incuestionable.

En total, Maradona participó en cuatro Mundiales de fútbol, como fueron el Mundial de 1982 en España, el Mundial de 1986 en México, el Mundial de 1990 en Italia y el Mundial de 1994 en Estados Unidos. Fue campeón del mundo en 1986 y subcampeón del mundo en 1990.

Marcó 34 goles en 91 partidos, siendo el tercer máximo goleador en la historia de la selección argentina por detrás de Crespo y Batistuta. También es el quinto jugador que ha disputado más partidos con la selección argentina y el jugador que ha disputado más partidos como capitán de la selección argentina en un Mundial de fútbol.

Maradona no conquistó nunca la Copa América, quedando Argentina en cuarto lugar en la Copa América de 1987 en Argentina y en tercer lugar en la Copa América de 1989 en Brasil. En 1993, Maradona celebró su último título con la selección argentina al ganar la Copa Artemio Franchi contra la selección danesa.

Fue convocado en junio de 1994 para jugar el Mundial de 1994 en Estados Unidos. Sin embargo, después del segundo partido de Argentina contra Nigeria en la fase de grupos, Maradona volvió a dar positivo en el control antidopaje al detectarle efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina. Fue expulsado del Mundial de 1994 en Estados Unidos y recibió una sanción de la FIFA que le mantuvo alejado del fútbol hasta septiembre de 1995. Por lo tanto, la selección nigeriana terminó siendo el último rival de Maradona con la selección argentina.

A nivel individual, Maradona fue el Mejor jugador joven del Mundial sub-20 de 1979 en Japón. Más tarde, el mediapunta argentino fue dos veces el Mejor jugador de un Mundial de fútbol (1986 y 1990) y fue el segundo máximo goleador en el Mundial de 1986 en México. También  fue incluído dos veces en el Mejor equipo de un Mundial de fútbol (1986 y 1990).

Finalmente, Maradona ha sido elegido el Mejor futbolista argentino de todos los tiempos por la AFA y también ha sido el autor del Mejor gol en la historia del fútbol (gol marcado a Inglaterra en los cuartos de final del Mundial de 1986 en México).

A continuación, puedes ver un vídeo de Maradona.

Anuncios

Un comentario en “Cracks del fútbol: Diego Armando Maradona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s