Final de la Champions League 2009-2010

El sábado 22 de mayo de 2010 se jugó la final de la Champions League, enfrentándose el Bayern de Múnich contra el Inter de Milán en el estadio Santiago Bernabéu (Madrid). La victoria en este partido concedía a uno de estos dos equipos el “Triplete” durante esta temporada, después de levantar cada uno los títulos de Liga y Copa en sus respectivos países.

El Bayern de Múnich y el Inter de Milán no eran unos “novatos” en las finales de Champions League, participando en varias finales anteriores. En concreto, la final de la Champions League 2009-2010 era la octava final de Champions League para el Bayern Múnich y la quinta final de Champions League para el Inter de Milán. El equipo alemán había llegado a siete finales, ganando en cuatro de ellas (1974, 1975, 1976 y 2001). Por su parte, el equipo italiano había participado en cuatro finales, ganando dos de ellas (1964 y 1965).

El Bayern de Múnich, dirigido por Van Gaal, salió con Butt en la portería; con Badstuber, Demichelis, Van Buyten y Lahm en la defensa; con Altintop, Schweinsteiger, Van Bommel y Robben en el mediocampo; y con Olic y Müller en la delantera. Por su parte, el Inter de Milán, con Mourinho en la banquillo, alineó a Julio César como portero; a Chivu, Samuel, Lucio y Maicon como defensas; a Pandev, Zanetti, Cambiasso y Sneijder como centrocampistas; y, por último, a Eto’o y a Diego Milito como delanteros.

El Inter de Milán desquició a su rival en el primer tiempo. El Bayern de Múnich atacó y atacó, gracias al desborde de Robben, pero le faltó esa pizca de suerte que acompaña siempre a los campeones en las finales. Con Zanetti y Cambiasso impecables en tareas defensivas, el Bayern de Múnich apenas creó peligro al Inter de Milán.

El equipo italiano tan sólo esperó su oportunidad en el primer tiempo y ésta llegó cuando Diego Milito convirtió un saque de puerta de Julio César en una jugada de ataque. Con un toque preciso,  el delantero argentino bajó el balón y se lo cedió a Sneijder, quien entendió la arrancada de Diego Milito y le dejó solo para marcar. El delantero argentino no falló y marcó el 0-1, resultado con el que se llegó al descanso.

En el segundo tiempo, el Inter de Milán sufrió un asedio por parte del Bayern de Múnich, con Muller y Robben como los dos jugadores más peligrosos del equipo alemán. Cuando parecía que el empate llegaría al marcador, Diego Milito volvió a aparecer para el Inter de Milán con una de esas jugadas que se recuerdan en las finales. El delantero argentino regateó a Van Buyten y marcó el 0-2, un bello gol que ya forma parte de la historia.

El segundo gol del Inter de Milán cerró la final y, desde ese momento, el equipo italiano se vació en defensa. Mientras que el Bayern de Munich decidió quemar sus últimos cartuchos sacando al campo a Klose y a Mario Gómez, el Inter de Milán optó por llenar el mediocampo con jugadores de refresco como Stankovic o Muntari.

Finalmente, el sacrifico colectivo del Inter de Milán pudo con el juego valiente del Bayern de Múnich. La estrategia de Mourinho volvió a darle al entrenador portugués una Champions League en su palmarés. Y el Inter de Milán, 45 años después, vuelve a reinar en el continente europeo.

A continuación, puedes ver un resumen de este partido de fútbol publicado en Youtube:

Bayern de Múnich 0 – Inter de Milán 2 (Champions League, 2009-2010).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s